Trabajando por encargo.

Este verano surgió una de esas posibilidades en las que más de una vez has pensado: hacer la música para una peli.

Bueno, no la peli entera, el teaser, en realidad.

Gerard Escuer quería añadir a su dossier un adelanto de cómo de bien quedaría su proyecto Grieta convertido en largo, necesitaba música, y se le ocurrió contar conmigo.

Digo se le ocurrió, porque nos conocíamos como productor y actor respectivamente en El tiempo de Plácido Meana, un clásico de Kike Narcea que os animo encarecidamente a ver (podéis hacerlo aquí), y de haber venido a algún concierto de Trono de sangre, la apisonadora punk que tengo con unos amigos.

Nunca hasta ese momento había trabajado con midi. Sabía por encima cómo iba por anteriores trabajos con mi hermano -ese crack-, y de haber pasado algunas semanas aquí y allá en estudios profesionales.  Digamos que aunque no hayas tocado los botones, algo se te va quedando.

Salir de tu espacio habitual, ponerte otra piel, trabajar con imágenes, ajustando segundo a segundo, ha resultado un proceso genial.

Vamos, que estoy deseando repetir.

El resultado, como varios amigos me han dicho, es muy Carpenter. Y claro, no podría estar  más encantado con la referencia.

Y como no hay uno sin dos, en cuanto otro amigo descubrió esta pieza, me habló de la posibilidad de poner música a un par de videos para restaurantes. Me pasó unas fotos de los locales, me habló del estilo, y me dio un puñado de nombres como referencia de lo que buscaba el cliente.

Aquí lo divertido ha sido hacer «pop», sin tratar de reinventar la rueda, disfrutando las limitaciones, buscando acercarse a las referencias sin resultar obvio.

Estos son los videos (obra de Es-cueto Producciones):

En la sección Audio podéis escuchar las piezas completas.

 

Publicado en Blog Etiquetado con: , , , , ,

Deja un comentario