Diario de clases: La Brujita Tapita y los acórdenes.

Mis alumnos adultos sienten gran curiosidad acerca de cómo enfoco las clases con niños de, por ejemplo,  ¡seis años!

Pues, en realidad, de forma bastante similar a como enfoco las clases con adultos. ¿Qué canciones te gustan? ¿cuáles te resultan más divertidas y entretenidas? Y entre esas, seleccionando la más asequible a la etapa de aprendizaje en la que nos encontremos.

Por supuesto, hay que dejar lugar para el juego, entrando y saliendo del «trabajo». Ayer, sin ir más lejos,  tratando de reconocer acordes «de oído y sin mirar» con mi joven alumna de los jueves (sí, de ¡seis años!).

Mientras nos aprendíamos el estribillo de «La Brujita Tapita» (si tenéis hijos o, como en mi caso, sobrinos pequeños, sabréis de qué os hablo), no paraba de repetir: «Vale, otra vez, pero luego me enseñas más acórdenes«.

¿Cómo no voy a disfrutar de un trabajo como este?

NOTA: Aunque hay versiones de La Brujita Tapita en Do, resulta más sencilla pasándola a Re, de forma que la estrofa alterne Re y La, usando en el estribillo Sol (para niños, digitando solo el tercer traste de la primera cuerda y haciendo sonar únicamente las cuatro primeras cuerdas), y un Mi para el «Abra Cadabra, pata de cabra…».

Y después, podéis seguir aprendiendo nuevos acórdenes

la brujita tapita

Publicado en Diario de clases Etiquetado con: , , ,

Deja un comentario